Símbolos secretos de los discípulos de Emaús

El relato del evangelio de Lucas 24:13-35 no habla de un acontecimiento luego de la muerte y resurrección de cristo, este nos cuenta como dos discípulos de Jesús salen de Jerusalén hasta Emaús junto a un extraño que jamás supieron quién era hasta el final de la noche, pero la misteriosa persona desaparece sin dejar rastro, sin poder ser detenido.

Evangelio de Emaús

El secreto de los discípulos de Emaús puede ser uno una gran fortaleza para nuestra fe y entendimiento, continúa leyendo para saber sobre este fantástico pasaje bíblico donde nos enseña el camino de Emaús.

En el evangelio según San Lucas 24:13-35 nos dice que:

13 El tercer día después de la muerte del profeta Jesucristo dos de sus discípulos viajaban fuera de Jerusalen y hasta Emaús.

14 Conversaban sobre lo que ocurrió y lo que paso con su maestro.

15 Ellos seguían su camino hablando y discutiendo cuando Jesús se acerco a hablar con ellos

16 No lo reconocieron en ningún momento, algo parecía impedir que notaran que era el.

17 Les pregunto ¿porque iban discutiendo por ese camino solitario? ellos se detuvieron y los vio muy desanimados.

18 Uno de los discípulos, Cleofás, le pregunto como podía ser que no supiera todo lo que había estado sucediendo en esos últimos días.

19 El les preguntaba que había pasado y ellos le contaron sobre la muerte de Jesús Nazareno, el profeta que tenia una gran cercanía con Dios y era querido por todo el pueblo.

20 Le cuentas sobre los que renegaron de el y de su existencia haciéndolo llevar a la muerte en la cruz.

21 Hablan de que ellos pensaban el seria quien libraría a Israel y que querían que los guiara siempre, pero ya había muerto hacia dos días y nada mas había pasado.

22 Contaron que algunas mujeres los inquietaron por sus palabras extrañas. 

23 Ellos cuentan que fueron muy de mañana al sepulcro y no hallaron su cuerpo, fueron a donde estaba todo el mundo hablado de la aparición de ángeles donde ellos les decían que Jesús había resucitado.

24 Algunos de los discípulos también fueron al sepulcro y todo estaba tal como había dicho las mujeres, pero sin rastro del maestro por ningún lugar.

25 El los detuvo y les comenzó para darles un sermón sobre su lento entendimiento y la poca atención que le habían prestado a sus palabras.

26 Les pregunto si el no les había dicho que así serian las cosas, que les dijo exactamente como pasaría todo.

27 Los hizo entender las palabras que para ellos parecían no tener sentido.

28 Cuando legaron por fin a Emaús Jesús intento seguir con su camino

29 Los discípulos lo detuvieron diciendo que ya era tarde, que se quedara junto a ellos y continuarían su camino en la mañana.

30 lo invitaron a compartir la mesa y el se ofreció a partir el pan y después de dar la bendición se los repartió

31 Justo en ese momento lograron abrir sus ojos y notar quien era pero ya era demasiado tarde pues había desaparecido.

32 Cuando se vieron notaron que siempre habían estado acompañados por su gracia, que el los había vuelto a llenar de fe y entendimiento, sintieron cálido su corazón cada vez que pronunciaba algunas palabras

33 Sin pensarlo mas salieron de ahí y regresaron a Jerusalén donde todos los discípulos estaban ya reunidos y parecían estar hablando sobre lo que se decía de la resurrección de su maestro.

34 Ellos llegaron hablando de su testimonio también de que se lo había encontrado en el camino y el los hizo volver.

35 Como lo reconocieron al partir el pan y detallando cada una de las cosas que habían pasado ese dia.

Los discípulos de Jesucristo

Para este evangelio nos señala que el antiguo discípulo de Jesús, Cleofás y una persona de la que nunca se dice su nombre, huyen de Jerusalén tras la muerte de cristo y llegan hasta Emaús en el camino se consigue con un extraño que les señala volver a su  fe. Estos hombres por los amables consejos le ofrecen pasar la noche y ofrecerle una cena.

El desconocimiento de quien sea esta persona parece no ajetrearlos y el extraño acepta la comida y la hospitalidad. A la hora de la cena, y más específicamente cuando se está repartiendo el pan, lo notan pero es demasiado tarde. El extraño siempre fue la figura de Jesucristo acompañándoles, pero al momento que ellos se dan cuenta quien es desaparece frente a ellos como el aire. Pero ¿Quién es ese discípulo extraño que va con ellos? ¿Por qué no se menciona su nombre?

Se podría entender que la razón de todo es que ese discípulo somos nosotros mismos, que somos nosotros esperando que nuestra fe también sea reivindicada, que tengamos un cambio, que ese cambio también ocurra en nosotros.

¿Donde queremos que vayan nuestros pasos o hacia donde queremos llegar con ellos? De las preguntas que nos podemos hacer muy seguido estas son parte de ellas, y para eso tenemos que poner toda nuestra fe, Dios siempre nos esta dando pequeñas señales que nos cuida y siempre cuando lo notamos solo ya no está, desapareció ante nosotros. ¿Ese es el gran secreto de los discípulos de Emaús? Dentro de cada uno de nosotros esta una parte de Jesús y  él nos ayuda siempre a llegar hasta el final del camino donde nos espera.

Esto les devolvió la fe, ellos regresaron a Jerusalén a visar sobre todo lo sucedido, sobre la visión de Jesucristo y afirmar que si había resucitado, ellos lograron hacer que muchas personas volvieran a tener la misma fe que ellos habían perdido por culpa de la tristeza y abandono que hacían sentido.

Demostraron que la resurrección de Jesús había pasado y les dieron nuevas razones para seguir creyendo en todo lo que el maestro les había enseñado. La repartición del pan en la cena que tuvieron fue lo que los ilumino para entender que el siempre estaría con ellos llenando sus corazones de amor y aligerando su carga.

Petición

Señor nuestro pastor te pedimos porque guíes nuestro camino igual que a tus discípulos, que nunca nos faltes y aunque no te podamos ver nos mantengas protegidos.

Te pedimos que nos des la buena visión de la bondad y la humildad, el entendimiento de la espera y mantener la fe.

Por favor danos la sabiduría de elegir bien nuestro camino y de que ese camino siempre sea contigo señor.

Oh señor te pedimos nos des suficiente tiempo para estar en esta vida y cumplir tu voluntad, seguir en tu sendero y mantenernos siempre a tu lado, con tu voluntad señor, mantenemos siempre con la fe en lo alto y nosotros te mantendremos muy alto en nuestro corazón.

Queremos siempre estar rodeados de tu bondad y gracia para tener el corazón vivo, y que el templo de tu padre que es nuestro cuerpo haga tu voluntad siempre.

Simbología de los discípulos de Emaús

Lo que nos muestra este evangelio es lo decaído de los ánimos de los antiguos discípulos de Jesús después de su partida, esta suele ser una enfermedad espiritual muy peligrosa si no se trata a tiempo. Los desánimos que tenían y la poca fe estaban impartiendo fue rápidamente reivindicada por el extraño que resulto ser su mismo antiguo maestro, la persona que jamás dejaría de guiarlos en sus vidas para que mantuvieran su camino.

La fe es necesaria en la vida de todas las personas, todo necesarias mantener la fe y a veces puede que sea lo único que se necesite para estar bien y en paz. Debemos mantenernos cerca de Dios siempre para que ayude a nuestro corazón a estar llenos de amor y de su comprensión y sabiduría, dejarnos guiar por el para seguir nuestro camino. El pasaje nos puede enseñar que siempre darle un tiempo a pensar claramente las cosas y para tener nuestra fe, acercarnos más a Dios y mantener libre el alma, libre de cualquier recelo o capricho innecesario para la vida.

En la famosa pintura <<los discípulos de Emaús>> pintura podemos ver a Clerofás a un lado de Jesús, en el momento exacto donde reparte el pan y sus ojos se abren para después desaparecer como si jamas hubiera estado ahí. Este oleo data desde 1602 y es considerada como la que se puede acercar mas a ese momento en especifico del relato.

Retiros de Emaús

Los retiros tiene como objetivo principal es que todos podamos entender que Jesús vive entre nosotros, teniéndonos siempre su amor eterno, estando junto a nosotros en nuestra vida. El retiro nos ofrece la oportunidad de que quien no conozca a Jesús o solo vive sumergido en el mundo de hoy sin pensar en nada mas, disfrute de una transformación y un nuevo entendimiento, producto de su más grande amor hacia nosotros.

Para quienes quieren participar en los retiros solo pueden no solo pueden ser personas laicas o religiosos, incluso personas no católicas pueden estar. Se realiza de manera separada para hombres y mujeres de la Iglesia, personas de las parroquias, incluso sacerdotes y consagradas. Todos necesitamos experimentar el amor de Dios en nuestra vida. También llega gente alejada de la fe y de la Iglesia o personas con una vida sacramental más tibia, desentendida.

Son experiencias de ejemplar sanación, para tener la posibilidad de que nuestra fe sea renovada o de ayudar a otros a tenerla, porque eso nos dice Dios, amarnos los unos a los otros y todo esto será bien remunerado. Los guías para estos retiros nos enseñaran el camino que se debe seguir, la correcta manera de llevar bien nuestro camino para con Dios y mantener nuestro corazón lleno de amor y de ansias en alegrar.

Llega a ser una experiencia enriquecedora que puede trasformar a las personas y hasta las mismas parroquias. Todo el que desee ir puede compartir sus experiencias y testimonios para el crecimiento espiritual de todos los participantes, para elevar su fe y la de quienes lo escuchen. Se realizan conferencias, lecturas de pasajes, oraciones, peticiones y confesiones, la idea es de compartir con cada uno de los participantes.

Considerado moda por algunos y una dicha para otros el Emaús resulta ser un curioso pero cálido lugar donde vivir los momento que ayudaran a reivindicar nuestra fe, ayudarnos espiritualmente a sanar, tener personas con las cuales compartir la fe o una preocupación. Bienaventurados los que venga hacia mí porque solo ellos serán lo que reciban el honor al lado de mi padre. Eso es lo que nos enseña Jesús a unirnos a él, a mantenernos a su lado para ser capaces de estar junto a Dios disfrutando el gozo eterno.

No te vayas sin antes leer:

Ecumenismo

Letanías de la Humildad

(Visited 97 times, 1 visits today)

Deja un comentario