¿Qué es la Santidad? y ¿En qué Consiste?

¿Conoces el significado de Santidad?, pues esta es una condición que posee una persona para ser un santo, pero si quieres saber de dónde salió este término continúa leyendo el artículo.

que es la santidad

¿Qué es Santidad?

La santidad es un término que proviene del latín Sanctitas, que significa tener características de un santo, con este término se puede nombrar a una persona que está llena de bondad y que no tiene ninguna culpa o pecado. El Opus Dei dice que ser santo es tener un parecido a Jesucristo no solamente en nuestra mente, sino también en sentimientos, palabras y actos.

En Religión tener santidad es una condición que tienen algunas personas para ser llamadas santas. Por ejemplo en la religión católica una persona se convierte en un santo luego de un proceso de canonización.

Este proceso luego de realizado pasa a las manos del papa que es quien hace la canonización después que a través del proceso se comprueba a través de diversos análisis: que esa persona posee virtudes heroicas, cualidades cristianas y se determina por la fe si sufrió martirio.

Además para que pueda ser nombrado Santo se le deben comprobar que ha realizado dos milagros o más. La santidad comprende una serie de características las cuales son distintivas:

que es la santidad

  • Primero hay que tener caridad, de la misma manera en que Jesús dijo que debemos tener amor por Dios antes que otras cosas, así como amar a nuestros semejantes como nos amamos a nosotros mismos.
  • Poseer virtudes como ser humilde, justo, ser laborioso, ser casto, obediente y alegre, es algo a lo que todos somos llamados cuando recibimos el bautizo y que únicamente se logra cuando estamos en el cielo, luego de pasarla vida luchando con la ayuda de Dios a nuestro lado.

Desde el punto de vista de la religión un santo es una persona que ha establecido una fuerte conexión con un ser divino, el cual ha sobresalido por tener una buena ética y muchos valores morales como los que ya describimos.

Ser Santo y tener santidad en ocasiones se confunden sus significados, son muy parecidos, pero tienen sus diferencias. Casi siempre se asocia con temas como ser solidario, misericordioso, amable o clemente que pueda tener un ser humano. Pero sus significados más importantes de acuerdo a lo que dicen muchos expertos en religión son los que se pueden encontrar en la Biblia.

¿Qué es la santidad según la Biblia? En la misma se nos dice como una persona puede estar viviendo en santidad entre las cuales se destacan las siguientes:

  • La persona debe hacer el ayuno
  • Estudiar y seguir con obediencia cada uno de los aspectos que se mencionan en la Biblia.
  • Debe saber perdonar.
  • Tiene que tener consciencia del poder que tienen las oraciones.

  • Debe saber huir o rechazar cualquier tipo de tentación.
  • Debe ser una persona justa.
  • No debe caer en las tentaciones de la carne.

¿En qué consiste?

El que es la santidad se explica mejor en las palabras  dichas por el Papa Francisco en Gaudete et exsultate (Alegraos y regocijaos), nos dice que se debe tener cuatros aspectos fundamentales los cuales son la santidad y vida normal, la iglesia como una base de la santidad, la santidad vista por vocación y misión en Cristo y la santidad como un tema abierto.

Es a través de estos temas, que están basados en principios evangélicos, con los cuales los primeros cristianos vivieron. Así es como los padres de la Iglesia lo dejaron dicho con claridad, pero que con el tiempo las personas se fueron olvidando,  hasta que se retomaron en pleno siglo XX.

Santidad en la vida ordinaria

Esto se refiere a lo que se hace en la vida diaria, el Papa Francisco establece una santidad que es común y que nos pertenece a todos, ya que para él no existe una santidad mediocre o de segunda clase, cualquier persona puede ser llamada a la santidad independientemente de su clase social.

A través de estas personas con almas modestas, que llevan una vida común y corriente, con un trabajo, amistades, su familia y sus relaciones interpersonales, es que se debe vivir la santidad. Estas eran muy predicadas por San Josémaría Escrivá, que en la década de los 30 detalló que quienes pensaban que esa labor era solamente para personas religiosas o sacerdotes, se equivocaban ya que Jesús había dicho que todos debían ser perfectos como Dios.

Para el Papa Francisco la santidad no es impecable, ni fingida, mucho menos perfeccionista, es una manera en que muchas personas con fallas y problemas pudieron avanzar y ser de agrado al Señor. Es una obra que nace cuando somos bautizados y un trabajo del espíritu santo, pero ellos requieren que le colaboremos a través de pequeños trabajos, en algunos casos se presentan problemas mas grandes que resolver, pero lo principal es poder convertirnos en la fe  y hacer de lo ordinario algo extraordinario.

Santidad en la Iglesia

Este término se refiere a que la santidad se tiene que hacer y dar en la iglesia que es la gran familia de Dios nuestro Señor. Esta no puede hacerse de manera individual, es decir sola, ninguna persona puede estar salva por su cuenta.

En el Concilio Vaticano II se hizo una explicación de lo que es la santidad de manera universal y esto es a través de la iglesia, la santidad no se opaca por daños o pecados, y debemos saber que la iglesia es Dios, como lo decía Benedicto XVI, y por tanto debemos esforzarnos en hacer que su rostro se vea bonito y no se dañe con  malas intenciones.

Como pueblo debemos andar juntos, prestarnos apoyo vivir en fraternidad y hacer caravana solidaria para poder ir juntos al cielo, de esto han sido testigos muchos personajes que han vivido antes que nosotros y la seguirán viviendo muchas personas más en el futuro.

Santidad como vocación y misión en Cristo

Cuando la santidad no es muy grande, tenemos personas como Santa Teresita de Lisieux que han tenido un gran sendero y una misión como santo, pero en su propio camino. Para cada santo hay una misión, cada uno de nosotros debemos cumplir una misión en este mundo, para eso nacimos.  Por eso debemos Dar, no solamente a Dios sino a todo el mundo, ser mejores para los demás y seguir siendo parte de la iglesia.

Para algunas personas esto podría ser algo irreal y sin lógica pero así es la santidad tener una vocación y una misión en Cristo. Estamos llamados a seguir en unión con Cristo, dar amor incondicional, de la misma forma como Cristo resucitado compartió su vida con personas comunes y frágiles.

Se debe ver en cada santo una iluminación que sale de la palabra de Dios, un santo no es un superhéroe, es alguien que se ha dejado llevar y que ha cambiado a través de la gracia de Dios para hacerse maduro en Cristo nuestro Señor.

Santidad abierta

Este tema nos indica que la santidad puede abrirnos a Dios y a otras personas, algunos comienzan estando lejos de la vida o de los caminos de Jesús o tal vez no son personas que están dentro de la iglesia católica.

Dios siempre nos da muestra que está presente en nuestras vidas y presto a darnos ayuda a todos los cristianos, pero para eso debemos estar en comunicación con él, no ser cerrados ni tampoco rechazar la labor de aquellos que están a nuestro alrededor.

Tener santidad no quiere decir que se pierde vitalidad ni felicidad, por el contrario nos hace ser mejores seres humanos, ser más plenos y tener una felicidad verdadera, el Papa Francisco dice que no debemos sentir miedo de llegar más alto, de sentir amor y libertad por Dios, debemos dejar que sea el Espíritu Santo quien nos guíe, no vas a ser menos ser humano si vives en santidad ya que solo existe más tristeza cuando no hay santos.

Otros temas que te pueden gustar son los siguientes:

Consagración al Inmaculado Corazón de María

Actos Humanos

Edicto de Milán

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario