El priorato de Sión: Historia y ¿quién fue?

En este artículo conocerás la sorprendente historia de ¿Que era realmente el Priorato de Sión? ¡Descubre si realmente existió aquí!

priorato de sión

Historia

Iniciemos el presente articulo con un poco de Historia, para poder entender qué era este priorato, quienes lo integraban y de donde venían.

El “fundador”: Pierre Plantard

Su fundador no fue más que el francés Pierre Athanase Marie Plantard, un profesional de la pintura, que nació en la ciudad de París durante el año 1920 y que no hace más de 20 años, murió a los 80 años el 3 de febrero del año 2000.

No se sabe mucho de su infancia y juventud, según reportes de las agencias de seguridad de Francia de los años 20 y 30, su padre era personal de servicio de una de las familias más pudientes de la ciudad, en cambio su madre, se desconoce bastante. Por otro lado, se reconoce que durante su juventud, Plantard escapo del centro educativo y se refugio en la iglesia de san Luis D’Antin de París.

En dicho templo del señor, llegaría a trabajar como miembro de la sacristía y fue aquí, a partir de ese año 37 del siglo XX, que se intereso en el ocultismo y las sociedades secretas, con vista de algún día crear la suya propia. Para ello se unió a grupos con ideales contra los judíos y los masones de la ciudad, como lo eran:

  • La Unión de Francia.
  • Renovación Nacional francesa.

Ya en el periodo de la segunda guerra mundial, en el año 1940, Francia fue totalmente ocupada por la fuerzas de Alemania, los cuales crearon un Estado Títere denominado Francia de Vichy que serviría como aliado y colaborador de los alemanes en la guerra. Dentro de los territorios de este gobierno colaborador francés, se impuso la disolución de la masonería, cuestión que llamo mucho la atención a Plantard.

Se comenta, que antes de acabar el año de 1940, el futuro fundador del priorato le escribiría al líder de Vichy, para ofrecer sus servicios al gobierno colaborador. Sin embargo, nunca obtendría respuesta. Incluso volvería a pasar algo similar al año siguiente, cuando él y su grupo de radicales, intentarían convencer a los cuerpos de seguridad del Estado, de que los reconocieran como una importante organización y les ofrecieran a ellos, unas oficinas en uno de los edificios más importantes de la ciudad, sin embargo, no recibieron respuesta.

También sucedió, otro hecho similar en el 42, cuando Plantard fundo la denominada Alphas Galates, un grupo con ideales muy similares a los Nazis, pero cuando fue en búsqueda del apoyo de los alemanes, estos se negaron a dársela.

Esta última organización creada se caracterizaría por ser tripartito, es decir, su organización se distribuiría en tres partes: Templo, la Ciudad y los Arcos. Esta organización publicó una gran cantidad de artículos en periódicos locales, a fines de 1942 y principios de 1943, con una agenda contra judíos y masones.

Se dice que las practicas y pensamientos del francés, le hicieron ganar el odio de los alemanas, los cuales no dudaron en montar cargos contra él y sentenciarlo a cuatro meses en la prisión de Fresnes. Además, cabe señalar que las pautas para esta organización fueron escritas en alemán y francés, pero se reconoció que nunca se convirtieron en una organización grande, solo eran un grupo de cuatro personas.

Ya en el año 1944 y tras ver que las fuerza aliadas hacían retroceder a los alemanes, decidió transformar su agrupación en un movimiento guerrillero contra los germanos. La guerra terminaría en el año 1945, y dos años después, se propuso a crear la Academia Latina. Llegaría a tener diferentes esposas en su vida: la primera que durarían veintiséis años, y la segunda, se casaría en el año 1972.

Para el año 1953 llegaría a ser señalado de estafador, por estar vendiendo cargos de organizaciones secretas que ni existían, a personas de la ciudad de Annemasse, Francia. Esto le dio una condena de seis meses de prisión.

Sin embargo, la historia que más resuena al mencionar el nombre de Plantard, es la que sucedió en el año 1956. Durante ese año, una persona llamada Andres Bonhomme y él, formalizarían la inscripción de una sociedad con el nombre de “Priorato de Sión”, en el Registro Principal de la ciudad de Saint Julien en Genevois, la cual tendría su base en Annemasse.

Sin embargo, no llegaría a durar un año tal agrupación, ya que muy pronto seria disuelta. Pero, a medida que pasaba el tiempo, se comenzó a extender el rumor de los poderes de esta sociedad durante los años 60, pero todo terminaría siendo falsedades que promulgaba el propio fundador.

Ya a los casi 80 años de edad, muria en París el fundador del Priorato.

Antes de proseguir, les dejamos a continuación una entrevista realizada por un documental al propio fundador del priorato.

El invento: “Les Dossier Secret”

Sabiendo un poco sobre quién era su fundador, centrémonos en explicar que era su ultima organización, el Priorato de Sión.

Esta supuesta organización religiosa oculta, constituida como se explicó anteriormente, fue la última fundada por Plantard. Esta vez, llegó a quince miembros entre amigos personales y algunos colaboradores expertos en esoterismo. Su fecha de creación es el 7 de mayo de 1956 y, junto con sus hermanos, se reconocieron como los descendientes de masones, templarios y egipcios.

Aunque hay rastros de que hubo una orden religiosa que funcionó en el medioevo, con la misma denominación, es decir, la Orden de Sión, se extinguió y no tiene relación con esta supuesta sociedad francesa.

Una reconocida investigadora de Estados Unidos de América, durante el año 2004, publicaría el 22 de febrero una reveladora opinión sobre el fundador de la sociedad y el gran texto que cito Dan Brown en sus novelas, es decir, el “Le Dossier Secrets”.

Que según algunos fue hallado en la Biblioteca Nacional de Francia y que en dicho texto, se podía apreciar los nombres de los integrantes de esta extraña sociedad. E incluso se menciona que los miembros más viejos de la organización eran los del año 1099.

A continuación, el texto de la opinión de la investigadora:

“La verdad de la historia de esta sociedad, se reduce a muchos trozos e informes sin firmar que, incluso los autores de Sagrada Sangre y Sagrado Grial, sugieren que fueron puestos en la la principal biblioteca del país, por una persona denominada Pierre Plantard.

Al comienzo de La década de 1970 reconoció a uno de los colaboradores del estafador, para ayudarlo a hacer el material, incluidos los árboles genealógicos que acreditaron al francés como descendiente de los merovingios (y posiblemente Jesucristo), además de una larga lista de grandes líderes para el antiguo Priorato.

Este catálogo claramente absurdo de estrellas intelectuales famosas como Boticelli, Isaac Newton y, por supuesto, Leonardo, es la misma lista que Brown proclama, junto con la supuesta genealogía del Señorío, en la presentación del Código Da Vinci bajo el título ‘Hechos’.

El engaño de Plantard fue desmantelado por una serie de libros franceses (destacando al investigador que aún no había sido traducido) y un documental de la BBC de 1996, pero curiosamente, la serie de revelaciones sorprendentes no ha demostrado ser tan popular como las fantasías de la Sagrada Sangre y Sagrado Grial (que fueron vendidas en algunos países como ‘El sagrado enigma’) y en este caso como el Código Da Vinci “.

El Enigma Sagrado

El famoso documento “Dossier Secrets” con la genealogía de los “impresionantes lideres” idealizados por el fundador, mientras que su principal ayudante, Philippe de Chérisey, creaba la historia de un personaje llamado Henri Lobineau, que no existía.

Este documento falso es distribuido por el esotérico francés Gérard de Sede y por los autores de “La Santa Sangre y el Santo Grial” de Baigent, Leigh y Lincoln, que eran conscientes de su falsedad. Pero todo se supo cuando Chérisey, cercana al fundador, reveló la realidad de los conflictos de derechos de autor.

Sobre esto, tenemos la opinión de Introvigne, un filósofo italiano que concluiría lo siguiente: “Es completamente cierto que estos no son textos o escrituras antiguas, sino textos falsos modernos. El autor principal de los estos textos, Philippe de Chérisey, que murió al final de los 50, confesó haber participado en su falsificación, a pesar de que lamentó haberlos usado sin recibir la debida compensación, un hecho en el que hay cartas del abogado de Chérisey “.

Por otro lado, debemos de mencionar la opinión de uno de los trabajos más importantes de este tema, elaborado por Cuñat, quien explica lo siguiente:

“Ha sido un argumento común a través de los tiempos para confirmar que algunas organizaciones ocultas, estaban manejando el hilo de la política o la economía. En teoría, estos grupos ocultos estaban influyendo y conduciendo para ganar poder y dirigir el destino del mundo.

En muchas ocasiones ha sido cierto, pero otras veces Este argumento se ha utilizado para motivar o reinventar situaciones que eran exactamente iguales: para manipular la realidad con fines concretos: los templos, cruceros, masones, iluminados por Bavaria e incluso organizaciones más nuevas como el Opus Dei, han sido las víctimas y protagonistas de estas maquinaciones. El caso del priorato de Sión combina la verdadera historia, suposiciones e imaginación en un conglomerado imposible “.

Treta ideada por Plantard

Ahora pasemos a comentar sobre el cómo fue que se ideo tal cuestión sobre la supuesta organización conocida como Priorato de Sión.

Para comenzar, debemos revisar el primer artículo en su tercio literal del famoso estatus de la organización del año 56, donde se establece que la asociación adoptó este nombre de una montaña cerca de la ciudad francesa de Annemasse, llamada Sión.

El propósito de esta agrupación secreta era elaborar una campaña de vanguardia dedicada a la restauración de la nobleza y la monarquía en Francia, a través de los supuestos derechos reales que tenía su fundador, es decir, Plantard.

Para esto, el fundador enseñó algunos escritos aceptados que estaban en rollos que, según los seguidores, serían lo que el Padre Saunière había encontrado cuando re modelo su templo.

Entre estos textos, indicó la realidad de un linaje importante de la antigua organización, probablemente derivado de los restos de la Orden de Sión, fundada en Jerusalén durante la Primera Cruzada de Godofredo de Bouillón. Así, con estos escritos, pensaron mostrar la supervivencia de la dinastía merovingia de los reyes francos.

Los seguidores más fieles de esta campaña, movimiento, sociedad o ideología, argumentan que el Priorato en la vida real llego a existir, y lo que a continuación se dirá, son sus argumentos:

  • En aquel documento estatutario de la sociedad, se demuestra que la misma ya tenia unos cuantos años de ser creada, exactamente mil años de antigüedad. Esto se debe que en dicho documento, se observan nombres que datan del medioevo franco. Pero hay que tener presente que dicho escrito, fue catalogado como una falsa.
  • Argumentan que la sociedad fue de las primeras de su tipo, que otras sociedades secretas llegaron a inspirarse en en ella.
  • Puede que para algunos historiadores, fanáticos de la historia y conocedores de las grandes dinastías que alguna vez gobernaron los principales condados, ducados, reinos e imperios de Europa, les parezca el siguiente argumento, como absurdo. Y es que los seguidores establecen, que el propósito y la base de porque actuaba esa sociedad, era para lograr llevar a su fundador, Plantard, a la corona francesa en medio del siglo XX, aludiendo que este poseía sangre y textos que lo legitimaban como verdadero y único sucesor vivo de los Merovingios. Los Merovingios, para los curiosos, no era más que una de las dinastías que gobernó el imperio franco, antes de la llegada de los Carolingios en la alta edad media.
  • Incluso señalan que el priorato de Sión tenía la intención de proteger al linaje franco, porque según la orden, los merovingios son los supuestos herederos directos de Jesús y su amor platónico. Aun así, trabajos recientes realizados en la primera década del siglo XXI, llevaron a cabo el programa Digging for the Truth en el canal de televisión The History Channel, un análisis genético de Aragunde, una de las primeras reinas merovingias, para probar o excluir el linaje. Los resultados del análisis concluyeron que el origen de la dinastía merovingia era solo europea y no tenia ninguna vinculación sanguínea, con alguna de las personas de Medio Oriente, lo que excluye la verdadera leyenda francesa de la descendencia de Jesús y María Magdalena, que para todos eran semitas.

Divisas secretas

La sociedad llegaría a utilizar el nombre de la obra del pintor francés Nicolas Poussin, “Et in Arcadia ego”, como su señal señal secreta para identificarse en las reuniones.

Objetivos últimos

priorato de sión

Entonces, cuáles eran las metas que se propuso cumplir el priorato de Sión, según sus defensores o su propio fundador. La podemos resumir en 3 puntos:

  1. La conformación de un Sacro Reino en el viejo continente, que traería la paz y estabilidad para todos los europeos, con vista no solo local, sino de expansionismo por el mundo entero.
  2. La creación de una nueva y poderosa religión controlada por el Reino, la destrucción de la religión católica y del papado, y por ultimo, demostrar a través de los textos que la Iglesia esconde, que su fundador y los Merovingios son los verdaderos sucesores de sangre de Cristo.
  3. Por supuesto, la más evidente de todas, que dicho Sacro Reino estaría liderado por un monarca, el propio Plantard.

Relación con el antisemitismo

Dentro de estos objetivos finales del priorato de Sión, se afirma que existe una interpretación de un texto antisemita y que se considera engañoso debido a su difusión principal en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Este texto, conocido como Parámetros de los Intelectuales de la Sociedad, que sus seguidores consideran en cualquier caso como una de las pruebas más convincentes para demostrar la existencia y el funcionamiento del priorato de Sión.

Este texto mencionado no sería más que la agrupación de muchos informes de las reuniones secretas celebradas por los grandes intelectuales del antiguo Israel, exponiendo en ellos sus supuestos planes para el dominio mundial de los semitas.

Por esta razón, también es necesario señalar que algunos grupos, como los seguidores de la doctrina cristiana del fin de los días, al aceptar estas hipótesis como hechos, vieron el Priorato de Sión como un cumplimiento profético del Libro de Apocalipsis y supuesta evidencia de una hipotética conspiración anticristiana. de enorme magnitud.

¿Existió realmente el “Priorato de Sión”?

Después de los leído y de lo que actualmente se conoce, ¿aun se puede reconocer la realidad de este Priorato de Sión? La respuesta es que no, muchos autores, historiadores, científicos, religiosos y demás profesionales en diversas áreas, que se han dedicado a contradecir todo esta falsedad, al final han tenido éxito. A continuación veremos algunos de sus argumentos:

  • Lo principal y más notorio, la fecha de creación de la sociedad. Según el fundador, esta tiene más de mil años de existencia, sin embargo, la supuesta organización de origen que se baso Plantard, fue disuelta por el año 1650. Y la de él, fue creada en 1956.
  • Los textos que utilizan, no tienen ningún basamento científico, lógico, e incluso, religioso. Esto se explica por lo absurdo de mencionar que el seria descendiente del propio Cristo, cuando todos saben que el mesías nunca tuvo esposa ni hijos.
  • Por ultimo, la cantidad de sus miembros. Los defensores argumenta que eran miles, sin embargo, los estudios recientes señalan que esta agrupación no llegaban ni a la decena.

Reanudación por autores ensayistas

En “The Sacred Enigma”, publicado en 1982 por Lincoln, Baigent y Leigh, tres periodistas británicos, presentan el Priorato como un grupo de organizaciones como templarios, cruceros o masones. En este ensayo, la dinastía merovingia descendería del mismísimo Hijo de Nuestro Señor Todopoderoso.

En esta perspectiva, la misión del Priorato sería ocultar la existencia de este “linaje sagrado”. Los tres coautores vincularon esta misión al tema del Grial, tradicionalmente asociado con los Templarios, y declaran que el “Grial” es una metáfora del supuesto descenso de Cristo.

Reanudación de la teoría en la literatura

A principios de la década de 2000, el interés por estos grupos oculto resurgió en Europa, y sobretodo sobre el priorato de Sión, en parte gracias al gran éxito de Dan Brown, el Código Da Vinci.

En este libro, el grupo secreto juega una tarea muy fundamental, ya que algunos de sus personajes están muy bien enlazados con la organización, cuya misión principal es proteger el Santo Grial y otros secretos relacionados con el gnosticismo, los rituales paganos y la vida de Jesús de Nazaret. Sin embargo, es importante mencionar que la mayor parte de la historia se inspira en leyendas urbanas, los oscuros secretos de los templarios y demás cuentos de la Francia Medieval, y solamente el autor, utilizo el nombre del Priorato para identificar a la organización secreta de su libro.

Lo que no dice sobre el Priorato de Sión

Hay muchas cosas que se dejan de mencionar cuando se habla sobre este tema, sin embargo, podemos señalar unas que nos parecen interesantes.

En una de las partes del Libro de Brown, se nos demuestra que la sociedad tienen una fundación que data miles de años. Esto en principio no es del todo verdadero, como se menciono anteriormente, existió una orden cruzada con el mismo nombre, la cual tendría una existencia por seiscientos años, y finalizaría cuando los últimos miembros se unirían a otras ordenes sacerdotales en el siglo XII.

¿Qué hay en los pergaminos secretos que identifique a los antiguos “gran maestres” del Priorato de Sión”?

Siguiendo con estas curiosidades, se debe de resaltar esos pergaminos, que anteriormente se señalaron, aquellos que Plantard usaba para justificar sus acciones e ideas. Estos como saben, contenían diversos puntos, como la verdadera descendencia de Jesús, los miembros antiguos de la sociedad y el fundamento de Plantard para ser Rey, entre otros.

Sin embargo, todo esto pergaminos que se encontraron fueron catalogados como falsos. Incluso personas que se dedicaron a buscar información secreta sobre otras organizaciones y ordenes secretas, señalaron que existen las pruebas de que dichos pergaminos fueron elaborados por el propio Plantard en su oficina e impresos con su propia impresora.

Si te ha encantado nuestro articulo, no olvide de comentarlo y de leer también los siguientes otros artículos:

(Visited 79 times, 1 visits today)

Deja un comentario